Sueño húmedo…

Es tan emocionante amanecer con la imagen de tu cuerpo en mi mente. Aunque más emocionante sería que amanecieras en mi cama, poder verte completamente dormida, completamente desnuda, completamente mía. Poder acariciar cada centímetro de tu cuerpo como sí dibujara nuevamente cada una de tus curvas. Como sí pintará cada una de tus pecas o lunares. Sería como modelar un jarrón de barro entre mis manos, definiendo con la dulzura y la fuerza de mis dedos, apretando, a veces solo rozando. Sintiendo la textura, la temperatura.

Tu te despiertas, y tu cuerpo empieza a moverse al ritmo de mis caricias. Los escalofríos se apoderan de tu cuerpo, la piel se te eriza. Tu respiración es cada vez más profunda y acelerada. Ni siquiera quieres abrir los ojos, sólo susurras: -No te detengas- así que abres tus piernas, y tu mano se introduce entre tu piel y un sexy cachetero que usas para dormir. Tocando tu sexo. Me miras fijamente y me dices con voz muy picara y sensual: ¿Quieres sentir como me pusiste? – tomaste una de mis manos y te la llevaste hasta allí…

Podía sentir el calor y la humedad necesaria para empezar a jugar contigo al placer y al amor. Mis dedos se dejaron llevar. En un instante la mitad de mi mano estaba dentro de ti. Y mi pulgar acariciaba tus labios y clítoris con mucha suavidad. Tu mientras tanto acariciabas tus pechos, eso me encanta, tu boca se abría, respirabas profundo, mordías tus labios por instantes, en otros me gritabas: – Bésame!
Mi mano no dejaba de moverse, tu tampoco dejabas de hacerlo. Tus jugos recorrían mis dedos. Tu no dejabas de gemir. No deseabas que me detuviera ni por un instante. Apretabas las sabanas, casi que arrancándolas de la cama. Así que acerque mi boca a tu sexo para terminar de hacerte sentir el orgasmo que tanto deseabas en la mañana. Tus manos agarraron mi cabello controlando los movimientos. Mis labios, mi lengua, mis dedos, todos trabajando juntos para logran un solo objetivo, una explosión de placer y lujuria, acompañada de un largo pero leve grito. Cerrando tus ojos. Halando mi cabello. Que manera tan placentera de despertar en las mañanas…

 

Un comentario en “Sueño húmedo…

Deja un comentario