Tienes un no se qué… (Parte 2)

Definitivamente es que cada vez que miro ese lunar en tus labios solo me provocas más. Que tiene esa boca tuya que al verte hablar me vuelve loco. Que tiene esa mirada profunda que al verla siento que me ahogó en tu ser. No sabes cuanto me provocas cada vez que nos vemos de frente, me saludas con un beso y un abrazo, dejándome tu perfume tentador en mi piel. Algunas veces tu picardía te domina, y haz sido capaz de tocarme, de rozar algunas partes de mi cuerpo. Ya hasta creo que sabes que me vuelves loco con sólo hablarme al oído. A veces siento ganas de olvidarme de donde estamos y simplemente dominarte, tomarte de la cintura y pegarte a mi cuerpo. Que sientas como me pones muchas veces cuando te acercas demasiado a mi. Que notes con tu propio cuerpo como cambia el mío al tenerte tan cerquita mío. Es sentir tus nalgas entre mis manos, apretandote, clavandote mis uñas como queriendo rasgar tu pantalón. Desear besar tu cuello y sentir como tu respiración se acelera, es escuchar tu voz pidiéndome que te haga mía. Es adueñarme de tu cuerpo completamente desnudo y hacerlo hasta quedar sin aliento. Es volver a darme cuenta que esto es sólo una fantasía. Es volver a decirte: “Dame esa oportunidad de descubrir cual es ese no se qué que tu tienes…”

 

Un comentario en “Tienes un no se qué… (Parte 2)

Deja un comentario