Sin ponerte un dedo encima…

En la vida nos cruzamos con personas que muchas veces no imaginamos lo influyentes que llegan a ser en nuestras vidas. Personas que a veces sientes que son tu alma gemela o que sientes una conexión tan profunda que son capaces de hacerte sentir emociones sin mirarte de frente. Sin ponerte un dedo encima. A veces con solo mirar una foto o leer un mensaje escrito por está persona es suficiente para “sentir”.

A ti te leí la primera vez. Letras llenas de pasión y deseo. Letras invadidas por el erotismo y la seducción. Algunas apoyadas con tus propias fotos. Donde posabas para tu propio lente y mostrabas al mundo quien eras. Miradas profundas y generalmente seductoras. A veces eran perdidas hacia el horizonte. Pero siempre tenían una carga de energía tal que provocaba era estar allí contigo.
Tu mirada me sedujo. Tus labios que solo los he visto me provocan. Tus senos, tu cuello y tus hombros me invitan a devorarmelos. Despiertas en mi ser una sensación de depredador. Te veo cual felino salvaje acechando a su presa. Primero te observó. Te estudio. Detalle a detalle. Tu capacidad y tu debilidad.
Tu me tientas… me retas.
Mirar cada foto tuya me pone creativo. Tu mirada se siente viva en cada foto. Transmites el deseo y la pasión que anhela mi cuerpo. Ver cada una de tus curvas me emociona, haces que mis manos deseen recorrerte y acariciarte. Poder tocarte no será suficiente. Quiero adueñarme de ti por entero. Quiero pagarte a la pared y devorarte a besos. Arrancarte los labios. Dominarte por el pelo y mirarte a los ojos diciéndote: “Hoy vas a ser mía.”

 

Deja un comentario